Mientras me dejo llevar

He notado que cuando piso las tiendas, he dejado de detenerme ante pantalones cortos o volátiles hatos en oferta. La vista se distrae inconscientemente con las botas de suela de goma y las prendas opacas a precios de crisis. Es una buena manera de cerrar la temporada. Si me despido del verano, cuando ya todos están trabajando, la fase de morriña deja de tener tanto peso. Además, se agradece que las librerías vuelvan a funcionar. También que los emails relevantes empiecen a tener respuesta. Poco a poco van emergiendo las ganas de preparar clases y las situaciones cotidianas vuelven ser contexto para el material docente.

Mientras voy contando que me quedan días para coger el avión en Alicante, estoy leyendo el segundo libro de María Dueñas “Misión olvido.” Confieso que no debería de estar leyendo éste, porque en la mesita de noche tengo un “Das Beste von allem” de Rona Jaffe recién empezado. Pero a María le tengo un especial cariño porque fue mi profesora de carrera. Ella es una de estos profesores que disfrutas, sea lo que sea que esté enseñando. Seguro que entre los recuerdos podéis encontrar a aquel profesor que hizo mella y asistir a su hora no consistía en rellenar folios para poder aprobar su asignatura. Pues María Dueñas fue para mí una de ellas (digo ellas, porque este género es mayoría entre mis recuerdos). Además fue ella quién me animó a pedir la beca ISEP para EEUU. Un día que yo me dirigía camino a la universidad, nos cruzamos en el jardín de la Fama. Ella acababa de regresar de su estancia como profesora en la West Virginia University y yo de mi Erasmus en la University of Hull. Fue una conversación tan llena de pasión que no dudé en querer seguir sus pasos.

¿Cómo no iba a aparcar una lectura por ella! En el 2009, María me sorprendió con el personaje de Sira Quiroga. “El tiempo entre las costuras” fue un éxito de libro a nivel internacional. No voy a contar nada de la trama para que la podáis disfrutar tanto como lo hice yo. Y qué decir de “Misión olvido,” sólo llevo la mitad y estoy enamorada de los personajes. Ha sido la inspiración para ponerme a escribir las palabras de hoy y de un posible proyecto de asignatura. Ya que para crear conexiones con los alumnos, hay que buscar temas de interés. Este libro toca una España, cultura y literatura que reflejan muy bien la imagen que los extranjeros tienen de nosotros. Se pueden utilizar capítulos para analizar y contrastar los estereotipos actuales con la visión de otros países o ciertas películas y libros que se mencionan. No os preocupéis, no estoy desvelando nada de la novela. Esto es sólo uno de mis vínculos vida-docencia.

¡Pero qué ganas tengo de empezar con el curso académico otra vez!

Esta entrada fue publicada en Un regalo y clasificada en , , , , , , . Ir al permalink. Publicar un comentario o dejar un trackback: URL del Trackback.

Publicar un comentario

Tu correo nunca es compartido ni publicado. Los campos requeridos están marcados *

*
*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


− dos = 6

  • Archivos