Diario de Clase

VHS Ludwigsburg

A1

5.10.2012 – Después de las vacaciones vuelvo con el tercer semestre de este curso. Hay 10 alumnos registrados pero a la clase de hoy sólo han asistido 5, dos de ellos nuevos. Una de las chicas no tiene el nivel pero se ha apuntado a clase porque prefiere trabajar más en casa, a estar en curso lento. Las clases en la VHS son una vez por semana y por este motivo si el alumno no es constante no se avanza a penas en contenido gramatical.

Estamos en una lección 5 del libro Con gusto sobre la alimentación. Se hizo un repaso de las frutas y verduras. Comentamos una foto sobre un mercado de fruta en Buenos Aires y escuchamos el audio mientras leían el texto. Se hizo un ejercicio en grupo sobre que llevar a una fiesta en la playa. Terminamos la clase con un ejercicio de hacer sus propios bocadillos y darle un nombre. Después repasamos el verbo preferir hablando sobre los bocadillos. No hubo mucha creatividad con los nombres de los bocadillos; quizá faltó desarrollar más contexto. Hablé bastante más alemán que de costumbre.

 

A2

5.10.2012 – Este grupo lleva muchos varios años con sólo 4 alumnos. El semestre pasado asistieron 5 y para este curso hay dos nuevos más, así que 7. Es una clase que no necesita mucha preparación porque los alumnos están motivados y les gusta mucho hablar. Hay cooperación y los alumnos se ayudan los unos a los otros. Al ser un grupo pequeño, se fomenta la participación de cada alumnos mediante preguntas en las que los propios alumnos opinan y se tiende al debate. Son clases con poca explicación gramatical. Este viernes se formó una amena conversación cuando hablabamos sobre países que no conocíamos. La clase empezó comentando algo relevante de las vacaciones de cada uno de los alumnos.

 

Otras clases

9.10.2012 – En clase de alemán, el profesor ha hecho un ejercicio interesante para el análisis y compresión de una lectura. De un texto había que sacar 1/2 palabras que resumieran cada frase. Esas palabras se anotaban en la pizarra. Se cerraban los libros y en parejas había que reconstruir la historia del texto que habíamos leído.

Parece fácil, pero en otro idioma no es tan sencillo. Es un buen ejercicio para practicar la reformulación.

  • Archivos