Transcripciones

 

http://www.rtve.es/alacarta/audios/tematicos-de-r5/tematicos-r5-viajar-europa-coche/1169759/

[Minuto 00’10 al 4’41]

En la playa, en la montaña, de camping o en un hotel de cinco estrellas; pero en España. Si nos hemos cansado de los destinos nacionales y estas vacaciones decidimos hacer algo diferente, una buena opción puede ser atrevernos a viajar por Europa en coche. Si sabemos inglés lo tenemos un poco más fácil, aunque para planificar un viaje así y no llevarnos sorpresas por el camino, habrá cosas que deberemos tener en cuenta antes de coger el volante. La primera duda que puede surgirnos es si nuestro permiso puede valer para circular por territorio europeo. Y sí que se autoriza. Pero en algunos países hay restricciones. Por ejemplo para atravesar las principales vías de Bulgaria necesitamos comprar una etiqueta, que funciona como pago de un peaje y que tenemos pegar en nuestro parabrisas. Mientras que si queremos viajar a Alemania y no tenemos la matricula europea deberemos poner una pegatina en la parte trasera del coche que lo identifique. Aurora Minguez es corresponsal de radio nacional en Berlín y nos cuenta que caracteriza a los conductores alemanes.

La gente realmente respeta bastante más las señales de tráfico de lo que lo hacemos en España. El semáforo es una cosa sagrada. También he decir que los alemanes ahora  poco a poco están empezando a perder también la paciencia y los buenos modos. Ya se escucha mucho más que antes claxon y de vez en cuando en las grandes ciudades se ve aparcar en segunda fila pero diría en términos generales hay mucho más respeto al asunto del abuso del en el alcohol. Aquí, la gente si sale por la noche, hay uno que evidentemente no bebe porque que es el que va a llevar el coche.  Y además hay unos controles de alcoholemia tremendos. Y también hay controles por ejemplo en las grandes ciudades, en puntos clave para vigilar excesos de velocidad.

En Alemania no existe límite de velocidad pero se recomienda los 130 km por hora. Mientras Polonia se sitúa a la cabeza de los países europeos donde se puede ir más rápido, con un límite de 140. y Suecia o Letonia son los más cautos y lo fijan en tan sólo 80. Quizás la restricción de velocidad tenga que ver con el estado de las carreteras. Estonia, Macedonia o Ucrania se caracterizan por el mal estado del asfalto o la señalización defectuosa de sus vías. Así que es mejor evitar el coche por las noches y no pisar demasiado el acelerador.

Si queremos ir a Gran Bretaña ya sabemos que se circula por la izquierda pero también en Chipre, Irlanda o Malta. Así que mucho cuidado con cambiarse de carril. Iñigo Picavea es corresponsal de Radio Nacional en Londres.

Lo primero que hay que tener en cuenta para conducir en el Reino Unido e Irlanda es algo obvio pero fundamental. Aquí se conduce por la izquierda. Así que máxima atención, por ejemplo en las rotondas. Tanto si viaja con el vehículo propio, como si alquila uno con el volante adaptado a la dirección local. Los automovilistas británicos tienen reputación de ser respetuosos en la conducción. Y en la ciudad siempre se cede el paso a los peatones en los cruces señalizados con semáforos. Por cierto, el recurso al claxon es bastante menos habitual que en España. Los límites de velocidad en el Reino Unido vienen marcados en millas por hora pero sepa que en la autopistas y carreteras de doble carril el máximo es 102 km por hora y en el centro urbano 48 km/h. En Irlanda el límite en autopistas es 120; 100 en el caso de carreteras nacionales y 50 en las ciudades.

Sobre conducción bajo los efectos del alcohol, la mayoría de países de la Unión Europea coinciden: 0’5 mililitros de alcohol en sangre es la tasa máxima permitida aunque Rumanía, Hungría o Francia son más estrictos y se decantan por la tolerancia cero. Ni una sola copa de alcohol al volante. Y si precisamente decidimos visitar el país Galo, cuidado con los motoristas. Nos lo cuenta Luis Miguel Úbeda, nuestro corresponsal en Paris.

La impresión general es que los franceses son más cumplidores de las normas que en España. No obstante, el que se las salta, lo hace a calzón quitado, especialmente los motoristas. Entre ellos los hay dedicados en cuerpo y alma a recordar sobre la marcha a los automovilistas las normas para que ellos puedan hacer el eslalon con mayor seguridad y a velocidades endiabladas. También su tributo es muy alto; porque casi el 50% de los muertos son motoristas. Si nueve de cada diez conductores franceses dicen ser conscientes de los peligros del volante. El 30% declara hablar por teléfono cuando conduce. Más cuanto más joven. Es la cuarta tasa de mortalidad, después de la velocidad, el alcohol y no llevar el cinturón.

 

 

 

http://diplomas.cervantes.es/sites/default/files/PARTE%20II_14.mp3

A continuación escuchará siete diálogos muy breves. Se le hará una pregunta acerca de cada uno de ellos. Escoja una de las tres respuestas que se le proponen. Oirá cada diálogo dos veces.

Texto número 1:
VOZ DE HOMBRE. –¿Qué deporte te gusta más?
VOZ DE MUJER. –Cuando era joven me encantaba el patinaje artístico, pero ahora, aunque juego al golf con mi marido, lo que me gusta realmente es esquiar.
VOZ DEL NARRADOR. –¿Qué deporte prefi ere la señora?

Texto número 2:
VOZ DE MUJER: –¡Estoy aburrida de tanta tele! Anda, pásame algo para leer.
VOZ DE HOMBRE: –Toma. Es el de ayer.
VOZ DEL NARRADOR: –¿Qué le da el hombre a la mujer?

Texto número 3:
VOZ DE HOMBRE. –¿Has estado con Ana de vacaciones en su casita del lago?
VOZ DE MUJER. –Pensaba visitarla, pero al fi nal decidí ir mejor a la montaña porque hacía mucho frío para ir a la playa.
VOZ DEL NARRADOR. –¿Dónde ha estado esta mujer de vacaciones?

Texto número 4:
VOZ DE HOMBRE. –María, ¿dónde puedo comprar una sandía en esta época del año?
VOZ DE MUJER. –En ningún sitio, Ramón. Ahora es temporada sólo de uvas y naranjas.
VOZ DEL NARRADOR. –¿Qué fruta no puede comprar Ramón en esta época del año?

Texto número 5:
VOZ DE HOMBRE. –¿Qué le podemos regalar a mamá por su cumpleaños?
VOZ DE MUJER. –Nada de ropa, que se la va a regalar papá. Yo creo que le gustará un anillo porque de flores ya está cansada.
VOZ DEL NARRADOR. –¿Qué le van a regalar a su madre?

Texto número 6:
VOZ DE HOMBRE. –¿Qué tal el concierto de anoche?
VOZ DE MUJER. –Estuvo genial. El trompetista y el pianista lo hicieron muy bien, lo único que a veces el violinista estaba un poco distraído.
VOZ DEL NARRADOR. –¿Qué músico le gustó menos?

Texto número 7:
VOZ DE HOMBRE. –¿Luis no va al trabajo en tren?
VOZ DE MUJER. –No, casi siempre va en coche porque le encanta conducir y dice que el autobús no le gusta.
VOZ DEL NARRADOR. –¿Qué medio de transporte utiliza Luis para ir a trabajar?

  • Archivos